domingo, 7 de noviembre de 2010

El suicidio de Calamardo

Yo no tengo mucho que contar, quizá si mucho que decir.
A mi no me han asaltado, ni le he pegado a una niña, lo regular es tocar bajo, hacer nada, hacer como que estudio, etc.
El blog también anda igual, no pasa nada, no hay motivación.
¿Pero es que, que poner?¿Cual es el proposito de esto?
Bueno, podría responder, sí, pero mejor pondré una imagen de un mono:


Fome la wea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opine sobre este interesante tema, por favor, estimado lector.